Finalizaron las fiestas del Barrio San Roque después de casi una semana de actividades que se concentraron en los alrededores de la Parroquia de San Roque y Santa Ana. Veraneantes y residentes se han volcado en estas celebraciones que han contado con grandes colaboraciones, entre ellas la fundamental de la concejalía de Fiestas del Ayuntamiento de Torrevieja.
La habitual procesión por las calles del barrio con los pasos de Santa Ana y San Roque, pusieron el broche final a los actos, que concluyeron con un vistoso castillo de fuegos artificiales. Después continuó la actividad en la barraca de las fiestas con la actuación de la Academia de Danza “Dharma”. El relevo lo tomó la música disco para acabar el día central de estas fiestas.
La Comisión de Fiestas del barrio, con Santiago Nortes como presidente, instaló en la parte trasera de la parroquia, junto a los jardines, una caseta que concentró la mayor parte de los actos lúdicos como los sorteos de regalos, verbenas con diferentes Dj,s, y  muchos juegos y animaciones infantiles a cargo de la firma “Despierta Genios”.
Una de las actividades de mayor colorido y desenfado fue el llamado “carnaval del verano”, un desfile de disfraces –tanto individuales como de grupo- que recorrió varias calles del barrio y que contó con la participación hasta bien entrada la madrugada de varias comparsas que se crearon expresamente con este motivo.
La fiesta de la espuma y el concurso de paellas, que se celebró en la víspera del día grande de San Roque, fueron otras de las actividades que más interés despertaron entre los vecinos y visitantes. En torno a las varias decenas de paellas elaboradas por los vecinos del barrio se vivió un gran ambiente festivo durante toda la jornada. Como parte del jurado estuvieron la Reina de la Sal, Tania Ñíguez, y sus damas, Rosi Ros y María Rozados.